Hola lectores de Aventuras en la Marca del Este. Mi nombre es Scribble, de Maldito Rol. Voy a pasar el fin de semana por aquí de Erasmus Bloguero, de modo que hoy Steinkel escribe allí y yo aquí. Para un público como este he decidido traer lo que me parecía más apropiado, en este caso material de AD&D, de Dragonlance en concreto. Unos de los primeros módulos que vieron la luz en dicha ambientación fueron los “Dragons of”: “Dragons of hope”, “Dragons of Desolation”… que se enumeraron desde DL1 hasta DL14 mínimo. Luego llegarían los DLA, DLB, DLC y DLE, pero eso sería mucho más adelante.
La disponibilidad del material me ha hecho adquirir los módulos en inglés, y si quiero hacerme con todos, más me vale que me vaya olvidando de que estén en buen estado, pero aún así estoy muy satisfecho con las compras. Sabiendo que la foto-reseña iba a venir aquí, llamé a mi amiga Gema para que trajera una cámara de fotos en condiciones a casa para que el resultado fuera el mejor posible. Os dejo con las fotos:
Lo sé, la tercera foto no tiene la misma calidad que las demás, pero es que el día que hicimos la sesión la olvidé y no podía faltar
La ausencia de un elemento de comparación hace que no se pueda apreciar bien el tamaño del mapa, pero contad los dobleces e imaginaos lo realmente enorme que es
 Nuestros amigos Tanis, Raistlin, Sturm y los demás, listos para ser interpretados por los jugadores

 La propia cubierta de la aventura contiene mapas, tablas de monstruos y encuentros aleatorios

Como podéis ver, cada pequeño detalle del libro desborda la esencia de la vieja escuela por todos sus poros

Share This