Muchos de ustedes habrán observado que el Códex de la Marca lleva algunas semanas no operativo. La verdad es que hemos sufrido un problema con el servidor que alojaba el mismo bastante grave, tras una corrupción física del disco duro del servicio de alojamiento (Hetzner, en Alemania) que puede haber destruido la base de datos y las copias de respaldo que se iban generando. Como bien saben todos ustedes, la génesis y mantenimiento del Códex se debe a nuestros amigos y benefactores Ángela Rivera “Ghilbrae” y Pablo Ruiz Múzquiz “diacritica”, los cuales, tras el momento de shock inicial, procedieron al “análisis forense” del tema y la verdad es que el resultado es desolador. Ya fue un milagro técnico recuperar el acceso y la operatividad del servidor, pero la inmensa mayoría de los datos se han perdido y resultan irrecuperables. Pero no todo van a ser malas noticias, pues este aciago suceso llega en un punto en el que pensábamos que había que repensar el Códex como tal. Tras muchos años hemos aprendido bastante y entendemos que hay cosas que se usaban y otras que no y, sobre todo, cómo se usaban: fundamentalmente ya a través del móvil o la tablet. Así que, aprovecharemos este desastre para repensar el Códex y crear una nueva página acorde a las necesidades presentes, con un nuevo diseño más próximo al restyling que recibió recientemente esta misma página y funcionalidades más acordes al uso que veníamos registrando en el Códex de un tiempo a esta parte. Y de hecho, ya hemos comenzado a trabajar, y esperamos que pueda estar de nuevo operativo en unos pocos meses, así que apelamos a su paciencia y buen tino, para que sepan disculpar esta interrupción en el servicio.

¡Muchas gracias a todos!

Share This