Siempre que en un foro o cualquier otro lugar donde se habla de rol alguien pregunta por buenos juegos para iniciarse o iniciar a otros, es inevitable que salga a la palestra Star Wars D6. Y es que, junto con su temática es un juego que no se limita a contener reglas, también te dice como jugar… para pasarlo bien. Menos conocido, también de West End Games, también space opera y también con D6 System, hay otro juego que también encabezaría dicha lista de recomendaciones si hubiese sido traducido al castellano: El juego de rol de La Casta de los Metabarones o Metabarons Roleplaying Game, basado en la saga de comics del mismo nombre y la del Incal, en el mismo universo.

La ambientación es muy peculiar, en realidad más que ciencia-ficción es fantasía pura: Varios grupos se reparten el poder, al frente de los cuales, en el Planeta de Oro, se encuentra la Emperoratriz: Un ser andrógino que representa la perfección, y que constantemente está amenazado por sus súbditos, aduladores y traidores a partes iguales, deseosos de subir al trono. Fuera de esta “nobleza”, que no se caracteriza precisamente por conspirar entre bastidores sino por sus acciones directas y extremadamente brutales, quedan los despojos del universo: Las clases más bajas, que viven aglutinadas en ciudades donde la vida es barata, la muerte algo común y la esperanza una palabra olvidada. Pero incluso en medio de esta desesperada estama surgen héroes que luchan por una vida digna, un conocimiento perdido o el honor de ser el mejor guerrero de la galaxia. También hay seres más peculiares, como los mentreks que son poco menos que ordenadores humanos, o aquellos que poseen poderes psiónicos.

Lo bueno de esta ambientación es que tendrá cabida casi cualquier partida que pensemos. No deja de ser una ambientación bien definida, tanto a través de los comics como de los libros del juego; pero al mismo tiempo está lejos de ser una ambientación cerrada o en la que todo esté hecho, sin dejar espacio para inventarse mundos, nobles, villanos o lo que haga falta. Tampoco estamos limitados a la eterna guerra entre el bien y el mal porque sencillamente no los hay. Y aunque sea un ambiente oscuro y con un futuro poco prometedor, los héroes que destacan en él llevan toda su existencia al límite, haciendo que no esté falto de gestas épicas, incluso trascendentales en las cuales esté en juego todo el universo. Casi diría que no es ni tan siquiera necesario conocer la ambientación, que se pueden hacer cosas sin entrar en ella, facilitando la labor de introducir en el juego a quienes no la conozcan.

El juego se compone de un libro básico en tapas duras con 287 páginas a todo color. Tiene dos secciones diferenciadas para el jugador y director, así como una guía sobre como jugar y desarrollar las aventuras, y otra explicando la anmbientación. El sistema es el conocido D6 que utilizan los juegos de la casa. Poco se puede decir de este sistema que no se haya dicho ya: Es muy divertido, fácil de aprender y jugar. Solo hace falta un puñado de dados de seis caras para jugar, cinco minutos para crear un personaje y otro tanto para saber lo indispensable de las reglas. Conocer la ambientación requiere algo más de tiempo como es obvio, pero para eso nada mejor que leerse los comics.

Existe otro libro llamado Metabarons Universe Guide que se centra en el trasfondo puro y duro, con más detalles sobre cada una de las facciones en liza, equipo y por supuesto sobre el propio Metabarón. Este libro solo existe en formato electrónico, tiene 155 páginas y al tiempo costaba $15. Donde conseguir tanto éste como el básico es otra historia. Pese a que el juego está descatalogado, es fácil y barato conseguirlo por Internet, hay tiendas que tienen ejemplares de segunda mano o de stock que no fueron vendidos.

Resumiendo: Metabarons RPG es un juego que pide personajes épicos forjados a través de aventura pura y dura, con un sistema que se presta a ello desde el principio, lo cual es una combinación inmejorable.

Share This